Huellas gastadas

Me tuve que colgar de los recuerdos
al caminar las huellas tan gastadas
que dejaron mis pasos sin memoria
y ausentes de colores los paisajes.

jueves, 16 de junio de 2022

Vuelve


 Tengo temor de tocarte

porque en mis manos hay muerte,

invierno y mucho letargo

tú me necesitas fuerte.

Están frescas las heridas

mi dolor tan solo duerme,

despertó en el nosocomio

con la tristeza en tu mente.

 

Si pudiera deambular

por tus sueños y te enteres,

que poseo fortaleza

que hasta el pánico convierte,

en rueda de la fortuna

para regresarte fuerte

al carrusel de la vida

sin tropiezos y con suerte.

 

La oscuridad nos rebasa

nos ahogan las paredes,

no nos da tregua la angustia

y tu hasta al aire le temes.

Con mirada desquiciada

llega la noche, no duermes

ni el silencio te da calma.

No temas. Por favor, vuelve.


J. Eugenia Díaz M.

Implacable


 Todos los meses del año

te mantuviste al acecho,

brotando de los zarzales

llegaste envuelto de negro.

Con aroma a medicina

te abrazaste de mi cuerpo,

me hiciste bajar la cara

nunca nos aceptaremos.

 

Has sido un tenaz verdugo

por mis entrañas subiendo,

arañando mis pupilas

te presentas como miedo.

Eres tormenta implacable

una sombra en el recuerdo,

te gustan los hospitales

con sus pasillos desiertos.

 

El clic clac de un andador

es como escarcha en mi cielo,

nevada en pleno verano

cuando a lo lejos le observo.

Yo no deseo que vea

que mis ojos te parieron

como un abundante río

porque sé que venceremos.


J. Eugenia Díaz M.

lunes, 1 de noviembre de 2021

La Catrina esta tardando.


 La catrina es insistente

en llevar con ella a Eugenia,

pero siempre se la ingenia

para perderse en la gente.

 

La ha tenido entre sus brazos,

y su calor ha sentido

más nunca ella ha conseguido,

llevársela ni con lazos.

 

Cada noviembre regresa,

pero con sus rimas llora

esta elegante señora,

que se olvida de su empresa.

 

Eugenia la está esperando

con música y alimentos,

sin temor y sin lamentos,

la Catrina está tardando.

 

Eugenia Díaz M.

jueves, 14 de octubre de 2021

Se nos llego la tarde.


 Se nos llegó la tarde los huesos se congelan

la mirada se apaga,

los pasos van cansados siguiendo en el camino

sin dirección alguna,

con anhelo buscamos en las manos

lo que un día edificamos, pero lucen vacías.

 

Como el tiempo que pasa y está en constante espera

de ver caer la hoja sin llegar al invierno,

la vida es insistente trayendo amaneceres

con el canto de un gallo muy apagado y triste,

para que nos despierte sin emprender el vuelo.

 

Entonces desvariamos deseando,

que en un abracadabra regresen los murmullos

-de los hijos-

con besos y sonrisas a esta catacumba

y meter en cajitas luciérnagas de amor

que escapen de sus ojos.

 

Se nos llegó la tarde

y tan solo ha quedado la tierra del camino

en los ojos llorosos,

los ecos que enloquecen, las siluetas que vagan

en nuestra mente inquieta,

con los brazos vencidos por esta soledad.


J. Eugenia Díaz M.

sábado, 18 de septiembre de 2021

Brotes de invierno


 Solo una loca

desea las tormentas

y congelarse.

 

Estruja el cactus

para extraer la paz

de algún verano.

 

Quitan lo oscuro

y entre lo verde brotan

los crisantemos.

 

Ojos sin brillo

como reflejo gris

de invierno helado.

 

Cuentan gorriones

vuelos de primavera

mientras invernan.

 

Tiernos sus brotes

 palabras y poesía

laten en versos.


J. Eugenia Diaz M.

domingo, 12 de septiembre de 2021

Las cosas buenas se me niegan.


 Siempre las cosas buenas se me niegan

y tu también te escurres de mi vida

me cuesta respirar, me salió caro

coincidir nuestros pasos y sentirnos.

 

Recolecto pedazos de vivencias,

 tu palabra tocando sabiamente

 las almas extraviadas en tristezas.

¿A quienes les das hoy lo que me niegas?.

 

No sabes cuanta falta hace sentir

el temblor en mis piernas si te siento,

sin vernos, sin tocarnos, y te has ido

llevándote caricias sin debutar.

 

Muero lento, sin ti nada es igual,

despierto y no amanece, no retornas,

y te traigo y te invento en soledad,

reprobando mis dudas y perderte.

 

Eugenia Díaz M.

viernes, 10 de septiembre de 2021

Haikus

 

Hay nubarrones

en el cristal gotea

invierno eterno

 

Me ven sin ver

como la margarita

resisto otoños

 

En mi silencio

encontraran respuestas

huracanadas


J.Eugenia Dìaz M.