Huellas gastadas

Me tuve que colgar de los recuerdos
al caminar las huellas tan gastadas
que dejaron mis pasos sin memoria
y ausentes de colores los paisajes.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Se me a quedado dentro


Se me han quedado dentro suspiros sin sonido
colgando de los techos de hospitales,
ese aroma tan rancio a carne enferma y cloro.

Se me ha quedado dentro el desaliento y miedo
que tenías en tus ojos,
 y el corazón parchado con tantas decepciones
y mis manos de sal que no ayudaban,
para sacar por fin de tu mochila la muerte
que bordabas y seguías.

Se me ha quedado dentro
borrando cicatrices que había en tu semblante,
y con mi sangre nueva intentar darte
a gotas otra vida,
mostrándote horizontes de esperanza,
caminando contigo entre mis brazos
sobre brazas ardiendo queriendo retener
tu tiempo en mis latidos.

Pero solo retuve momentos con espinas
en cuartos de hospitales,
y el olor de tu aliento escapando a suspiros
 hacia un cielo tan gris como quedo mi mundo.

Y envés de la cordura lágrimas en mi cara
corriendo sin control, sin compuertas que frene
su caída, sin curita que cubra mi dolor.

Se me ha quedado dentro lo helado de la muerte.

J.Eugenia Diaz M.

8 comentarios:

  1. Un poema que que te deja un sabor a tragedia interna...A mi también me produce sensaciones negativas el olor a hospital y desde luego la muerte hiela el alma.
    Muchos besitos con lucecitas de sensaciones positivas, linda amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu abrazo y compañia mi querida M. Roser.

      Abrazo con mucho cariño.

      Eliminar
  2. me gusta como sos y escribis un abrazo desde miami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Recomenzar,agradezco tu visita a mi tambien me gusta como escribes.çBesos.

      Eliminar
  3. Escribiendo y leyendo poesía nos hacemos más humanos, más sensibles, naufragamos en un universo de sentimientos sin miedo a que nos llamen frágiles.

    ResponderEliminar
  4. Se te queda dentro para siempre, acompañar a alguien en un hospital sabiendo que se va a marchar, deja huellas que no se borrarán nunca. Abrazos.

    ResponderEliminar